Blogia
El ambigú

Dichosas vacaciones...

Uno con tantas vacaciones y sin un duro en el bolsillo tiene que ideárselas para mantener el cuerpo y la mente ocupados.

El cuerpo.... tirado en la piscina tomando el sol (sólo un poco) y de chapuzón en chapuzón.

La mente... con un agujero en el bolsillo lo mejor es ir a la biblioteca del barrio y sacar de allí algunos títulos interesantes. Acabo de leer y devolver El húsar de Arturo Pérez-Reverte, a cambio de llevarme conmigo Mala gente que camina de Benjamín Prado, Como agua para chocolate de Laura Esquivel y El disputado voto del señor Cayo, del que ya llevo la mitad, de Miguel Delibes, próximo Premio Nobel de Literatura, y si no, al tiempo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres